¿Angustia o Esperanza?

Los momentos de crisis son tiempos de grandes oportunidades y esta no es la excepción, está en ti encontrarlas y aprovecharlas.

Ejercitar el músculo de la elección para salir adelante y crecer es importante, pero en época de grandes retos, como el que estamos viviendo ahora, es fundamental.

Siempre, siempre y lo repito SIEMPRE tenemos la opción de elegir entre el miedo y el amor, la angustia y la esperanza, el caos y la calma, la parálisis y la acción, la crisis y la oportunidad, lo correcto y lo incorrecto…. Es eso una decisión conciente.

Como dice Victor Krupper en su TEDTALK, las cartas ya están dadas y no podemos cambiarlas, pero si podemos decidir como jugarlas.  ¿Cómo estas jugando tú en este reto?, ¿Qué estás eligiendo? ¿Qué decisiones estás tomando?

Aquí les dejo algunas herramientas que he ido cachando de lecturas, podcasts, entrevistas, audiolibros, coaches, mentores y maestros a lo largo de mi camino y que ahora es cuando hay que poner en acción para seguir avanzado y sacar lo mejor de esta etapa.  

  1. Haz un alto: toma 3 respiraciones profundas.
  2. Ponle nombre al sentimiento/sensación. Por ejemplo “En este momento siento angustia, estrés, frustración, etc.”
  3. Ponle una intensidad a ese sentimiento. En una escala del 0 al 10 en donde 0 es estoy en calma y 10 estoy al borde del estrés, la angustia, la preocupación.
  4. Ahora toma la elección y agrega lo siguiente a tu frase:
    1. Si, en este momento siento mucha ansiedad porque no se que va a pasar, sin embrago elijo estar en calma.
    2. Si, estoy muy angustiado con esta situación, sin embargo, acepto que no esta en mis manos salvar al mundo y elijo ayudar cuidando de mi y de los que tengo muy cerca.
    3. Si, estoy muy estresado porque mi negocio no está generando ingresos, sin embargo, elijo estar en calma para así darme la oportunidad de ver alternativas viables e innovadoras para salir fortalecido de esta situación.
    4. Si, me siento frustrado por todos los proyectos y actividades que están parados, sin embargo, elijo ponerme en acción para ver la manera de implementar nuevas estrategias que me permitan dar un mejor servicio y mayor valor agregado a mis clientes.

Mientras repites estas frases y haces tú elección toma respiraciones profundas. Puedes también intentar repetir un mantra que te regrese a la calma: “Todo esta bien, yo estoy bien, yo estoy seguro” o “Elijo estar en calma” o “Todo pasa y esto también pasará” o “Tengo la certeza de que saldremos fortalecidos de todos esto”. Respira y repite hasta que la sensación de angustia y miedo se vaya diluyendo.

  1. Haz una lista de las cosas que están bajo tu control y otra de las cosas que no están bajo tu control. Las que no están, suéltalas, sacude fuerte tus manos y déjalas al universo, allá tomarán forma. Sobre las que sí TOMA ACCIÓN.
  2. Haz una lista de las 10 personas/grupos que te dan motivación, inspiración, calma, seguridad, diversión a tu vida en estos momentos. Has otra con las 10 personas/grupos que detonan angustia, ansiedad, negatividad, miedo, frustración, desaliento. Despídete de ellas, no les permitas la entrada. BLINDA TU PAZ.
  3. Identifica 2 cosas que puedas hacer por tu cuerpo, 2 cosas que puedas hacer por tu mente, 2 cosas que puedas hacer por tu negocio/profesión y 2 cosas que puedas hacer por lo que tienes muy cerca. Has un horario y dedica al menos 30 minutos diarios para cada una de estas actividades. ¡ACCIÓN, ACCIÓN, ACCIÓN!!
  4. Recuerda “TODO PASA y esto también pasará”.  ¿Cómo y dónde quieres estar al finalizar de la contingencia?:
    1. En la línea de salida para correr el maratón con buena condición, músculos fuertes y los tenis bien puestos
    2. Averiguando si aún hay un lugar para en mí en esta carrera, iniciando el entrenamiento y desempolvando los tenis.

Los momentos de crisis son tiempos de grandes oportunidades y esta no es la excepción, está en ti encontrarlas y aprovecharlas. Enfócate en tu desarrollo personal y profesional, busca conectar con tu familia y estrechar lazos si los tienes cerca. Date el tiempo de cocinar cosas saludables y aprender nuevas recetas. Dale salida a esta fila de libros que tenías pendientes. Retoma tus sesiones de coaching, busca un curso de algo te interese o pueda apoyar lo que haces.

Las condiciones no marcan tu destino, tus acciones sí.

Ana Kelley 🙂

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otras entradas

¿Angustia o Esperanza?

Los momentos de crisis son tiempos de grandes oportunidades y esta no es la excepción, está en ti encontrarlas y aprovecharlas. Ejercitar el músculo de

Abrir chat