Elementos del proceso de evaluación perfecto

Cuando se conjugan todos los elementos de manera oportuna se logra un proceso de evaluación confiable que deja huella en el candidato evaluado, es decir, el evaluador logra impactar de manera positiva la vida de su candidato aportando a su desarrollo personal y profesional, a esto le llamamos un proceso de evaluación perfecto.

Aquí te dejamos 7 elementos para lograrlo:
1. Se tu mejor versión, no podrás dar lo que no eres.
Aquí algunas sugerencias:
Rompe paradigmas: La experiencia en la función que estás evaluando ya la tienes. ¡Tú eres experto! y la persona a la que estás evaluando también lo es, así que ponte en el escalón del aprendiz y date la oportunidad de mejorar en esto que tanto te gusta.
Sal de la zona de confort: Comprométete contigo mismo a dar siempre un poco más. Es aquí donde se fluye con el compromiso personal de ser hoy mejor que ayer.
Rutina para ganar tu mañana: Personas exitosas y autores reconocidos coinciden en que la manera en que vives la primera hora del día tiene un efecto multiplicador en el resto del día. Así que tener una rutina mañanera brillante es fundamental, te ayudará a elevar tu nivel de energía, a mantenerte en calma y enfocado y a ser mucho más productivo
Cuida tu dialogo interior: Seamos conscientes de lo que nos dice nuestra “vocecita” y aprendamos a callarla cuando sea necesario. Es muy importante que analices de qué alimentas tu mente, ¿Qué ves?, ¿Qué lees?, ¿Qué platicas promueves? Esto construirá nuestro sistema de creencias más adelante. Busca libros, obras de teatro, podcast, platicas que te enseñen, motiven e inspiren a algo más grande.
Tú eres el mejor recurso: ¡No hay mejor inversión que la que haces en tu desarrollo profesional y personal! Capacítate, actualízate, practica, date tiempo, y asegúrate que la mayor parte del día estás en actividades que disfrutas, con personas que te aportan y a las que les puedes aportar tú también.
2. Prepara y anticipa cada etapa:
Este punto es clave, como evaluador debes anticipar para procurar el mejor desarrollo de tu candidato y para esto algunas recomendaciones antes de cada reunión con el candidato.
– Llega siempre con al menos 20 minutos de anticipación al lugar acordado. 
Has uso de listas de verificación de cada etapa del proceso para corroborar que todo está en listo y en orden.
Realiza alguna meditación corta, ejercicio de centramiento o repite un mantra que te permita dejar pendientes/preocupaciones a un lado y enfocarte, solo así podrás estar 100% presente, conectar con el candidato, ser objetivo y empático y, realmente contribuir.
– Al concluir la sesión asegúrate de que el candidato no tiene dudas y conoce el siguiente paso.
3. Empatía:
El hacer saber a tu candidato que tú al igual que él ya estuviste en ese sitio y que estás dispuesto a guiarlo hacia el objetivo le dará mucha seguridad. Esto es uno de los grandes retos como evaluador: equilibrio entre empatía y lineamientos.
4. Retroalimentación útil:
La reunión de entrega de resultados en la que se da retroalimentación al candidato sobre su desempeño durante la evaluación es uno de los elementos de mayor relevancia en todo el proceso de evaluación, es aquí donde el evaluador puede dejar huella. Además de dar a conocer si la persona es competente o aun no lo es, se mencionan mejores prácticas y áreas de oportunidad. El evaluador, con base en su experiencia y al desempeño observado durante la evaluación, da consejos, herramientas, tips para que la persona pueda desempeñar mejor su trabajo; este es el valor agregado que se lleva la persona independientemente de que haya o no logrado la certificación.  
5. Apego a normatividad y lineamientos:
El Certificado de Competencia Laboral es un documento oficial reconocido a nivel nacional que avala que una persona sabe hacer bien su trabajo, es por ello que el proceso de evaluación debe ser realizado en total apego a la metodología y normatividad del Sistema Nacional de Competencias.
6. Cuida los tiempos:
La normatividad es muy clara y sabemos que si después de 3 meses el candidato que resultó competente en su proceso de evaluación no ha recibido su certificado estamos en incumplimiento y es tarea del evaluador dar seguimiento a los tiempos para que esto no ocurra.

Ojo: Estos son los tiempos máximos establecidos en los Manuales del CONOCER, sin embargo, un tiempo razonable y competitivo para la entrega de un certificado es de 45 días.
7. Mejora continua:
Después de cada proceso de evaluación revisa, analiza y ajusta. Así cada vez tus procesos serán más limpios y dejarán ver más tu compromiso de profesionalizar a los mexicanos.
Espero esta información sea útil y te aliente a dar ese esfuerzo adicional para hacer del Sistema Nacional de Competencias la mejor opción de profesionalización en nuestro país.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otras entradas

Habilidades básicas del evaluador

Si has desempeñado el Rol de Evaluador de Competencias y cuentas con experiencia para hacerlo, seguramente coincidirás conmigo en el siguiente resumen que comparto acerca

Abrir chat