Establecer Metas SI importa

Cuando supe que el 80% de las buenas intenciones y propósitos que se planeta la gente son abandonados y olvidados el primer mes puse especial interés y energía en el tema de cómo establecer mis METAS para que realmente funcionen como motor y al final lograrlas.

Aquí te comparto algo de información con la intención de que te sirva tanto como a mí para sentirte confiado en que lograras cada uno de tus objetivos.  Aclaro que esto no es autoría mía, he tenido la fortuna de toparme con un podcast de Mel Robbins ¡Buenísimo!, uno que otro artículo y algunos libros que hablan del tema y de eso, sumado con algo de mi experiencia de la puesta en práctica de otros años resultó esto…

Lo primero que hay que entender es que, según estudios, más allá de una tradición de año nuevo, establecer METAS importa porque te hace más feliz, te facilitan la vida, le dan sentido a tus días y te mantienen motivado y en acción. ¿Te imaginas una vida monótona, lineal, todos los días haciendo lo mismo, sin aspiraciones? Te quedarías estancado en una vida fría, pesada y aburrida. ¡Para esto son las metas!

Entonces empecemos por definir que es una meta en palabras del Dr. Birkman. Una meta es todo deseo que requiere de una acción para que ocurra. Debe haber un cambio, se experimenta resistencia y fricción porque hay que salir de la zona de confort y hacer algo diferente.

Ejemplo, tener el abdomen como lavadero sí que implica una serie de acciones para conseguirlo entonces es una meta, mientas que ver la siguiente temporada en Netflix de la serie que te encanta no es una meta porque no hay resistencia, no hay cambio en tu comportamiento, no hay nada diferente que hacer para que ocurra.

Con esto en mente puedes respirar profundo y empezar a definir tus metas para este 2023.

Por otro lado, y según un estudio de la Universidad de Oregon, toda meta requiere de dos elementos básicos para que esta pueda lograrse:

1. El propósito (The Will) – El Para qué – Es la parte emocional y motivacional de tu meta.

Establecer metas que sean congruentes contigo mismo, que reflejen lo que realmente es importante para ti, que te sean disfrutables y entonces tengas un PARA QUÉ claro y lo suficientemente fuerte para motivarte a la acción. Sin esto abortarás la misión en menos de lo que crees. 

Continuando con el ejemplo de la meta del abdomen de lavadero, si lo estás haciendo porque es la moda, porque todo tu grupo de amigos te están invitando al reto “Fit 2023” pero tú no te sientes motivado ni te interesa realizar el trabajo que se requiere para lograr estar en forma, esta no es una meta para ti. Al tercer día estarás poniendo pretextos para no hacer las abdominales. Esta meta no surge de tus verdaderos anhelos de vida, no es un objetivo congruente contigo mismo por ahora. No hay un para qué claro que funcione como motor, no lo vas lograr. Evita poner tus metas por presión o porque “deberías hacerlo”, o por cubrir expectativas de otros. Está comprobado por la ciencia que se requiere dopamina (motivación) para mantenernos en acción y enfocados en nuestros objetivos cuando la novedad y la inercia de empezar algo nuevo termina. Este para qué es lo que te hace buscar el COMO SI llegar a la meta ¡ser IMPARABLE!    

Para identificar el para qué de cada una de tus metas responde las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué quieres cambiar?
  • ¿Para qué te servirá lograr esa meta?
  • ¿Por qué ahora?

2. El camino (The way) – El Cómo – Es la parte cognitiva del cambio del comportamiento.

Si no hay un plan de acción concreto nada va a pasar, no habrá cambio, no llegaremos a la meta. Sin el Cómo el Para qué no sirve y viceversa. ¿Qué hará que te levantas para ir al gimnasio si quedarte a ver Netflix es más fácil y placentero? ¡Aquí entra el plan, el cómo!

De cada una de tus metas responde:

  • ¿Cómo este cambio de comportamiento se va a desarrollar?
  • ¿Qué habilidades/destrezas necesito?
  • ¿Cuál es el plan específico para hacerlo?

Si no logras responder estas 6 preguntas sobre cada una de tus metas entonces habrá que reflexionar y reformularlas ¡y se vale! lo que importa es que sean congruentes con tus anhelos y tengas un plan de acción para lograrlas…

Así que adelante, date el tiempo de escribir…

¡Que este 2023 sea tu año!

Ana

Si esto te sirvió y te gustaría conocer los 5 errores más comunes que cometemos al plantear nuestras metas, estate atento al siguiente “1,2,3 por mi” en donde te diré cómo utilizar estos errores a tu favor al establecer tus metas para que este año encuentres el COMO SI… P.D. El Error #1:  Nos enfocamos en el “Cómo” y dejamos de lado el “Para qué?”

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otras entradas

¿Angustia o Esperanza?

Los momentos de crisis son tiempos de grandes oportunidades y esta no es la excepción, está en ti encontrarlas y aprovecharlas. Ejercitar el músculo de

Abrir chat